La educación en crisis. Una cuestión ideológica

Cira novara

Colectivo por la reforma educativa

 

La educación paraguaya está atravesando por una profunda crisis. Hoy está en juego la vida presente y futuro de varias generaciones de niños, niñas y jóvenes, sin decir con esto que solo la educación es la determinante de la calidad de vida, sino que constituye un elemento central para la opresión o liberación de los pueblos.

 

Se plantea desde diversos sectores políticos y económicos, que la educación constituye una herramienta para el desarrollo integral a nivel personal y de la sociedad, pero los graves problemas existentes y que van en aumento, nos llevan a entender que existe evidentemente un sesgo en dicho planteo, dando una mirada desigual al acceso a la educación para la clase baja y media y para la clase alta (utilizando el concepto liberal de clases).

 

Por ello, resulta necesario, analizar algunos puntos centrales de esta crisis, lo cual lo he organizado en tres ejes.

El análisis de estos ejes, es claramente ideológico, aunque actualmente se plantea el fin de las ideologías y que las mismas no tienen ninguna relación con la educación, éste no deja de ser un planteo ideológico y muy perverso ya que realmente busca imponer una idea única y global desde donde interpretar la historia y los hechos actuales. Es una clara estrategia de dominación del pensamiento.

Los tres ejes planteados que desarrollaré brevemente son:

·         Concepto de ser y de su desarrollo: la construcción de una propuesta educativa implica necesariamente una concepción del ser humano. Este puede ser concebido como un ser social y político, constructor, creador, con capacidades para su desarrollo y para aportar en la construcción de una sociedad de paz, solidaria y con justicia social.

O puede ser asumido como un ser altamente competitivo y centrado solo en su desarrollo y bienestar personal, capaz de ponerse objetivos y pelear por ellos aunque esto signifique la destrucción o cosificación de los demás, ya que prima la acumulación material.

Aunque muchas veces estas ideas no son explicitadas con claridad, es fundamental entenderlas a partir del análisis de la praxis. Cuestionarnos cuál es la idea de ser humano que subyace en el accionar, en el discurso y en las relaciones interpersonales que vivimos entre estudiantes, con los docentes y autoridades, es de suma importancia para entender en sistema educativo imperante.

 

Algunos elementos de análisis pueden ser: si las prácticas, extensiones o pasantías se centran fundamentalmente en las empresas o existe un trabajo en comunidades en un auténtico intercambio de saberes, si se miden los aprendizajes con pruebas individuales o colectivas, si el desarrollo de cátedras se centran en clases teóricas, sin investigaciones, debates o prácticas, si existe una idea de bienestar estudiantil centrado en las necesidades de la/del estudiante, etc.

·         Planteo de democracia: la educación paraguaya plantea en sus principios la libertad, la justicia y el respeto de los DDHH, pero en la práctica se sostiene aun en el autoritario, la represión, la alienación y persecución a estudiantes y a docentes.

La vigencia de grupos de poder que manejan las instituciones educativas como feudos, nos demuestra que la idea de democracia es asumida desde este sector como la acumulación de privilegios donde lo justo es adecuado a sus conveniencias y la libertad es poder hacer lo que les conviene.

 

Pero hoy la educación se debate también en “otro planteo de democracia”, incorporado por sectores empresariales, que solo difiere del anterior en “transparentar” o sea hacer públicos los procedimientos, salarios, concursos; pulir el autoritarismo pero sin romper la “claque” oligárquica, sino más bien cambiarla y reforzarla; en sumergir a los y las estudiantes en créditos con financieras para pagar sus estudios, por citar solo algunos aspectos.

En cambio hasta hoy en la construcción de la Reforma Universitaria, por ejemplo, ha quedado en el cajón de los recuerdos “hasta próximo aviso”, el acceso irrestricto, el arancel 0, la participación paritaria de los estudiantes, por citar algunos puntos centrales a una idea de democracia participativa expresada en nuestra Constitución Nacional.

·         Educación y modelo de sociedad: este también constituye un eje clave. La educación paraguaya hoy, en todos sus niveles, de la mano del sector empresarial que está teniendo en los últimos años gran injerencia en educación, apunta a contribuir y sostener un modelo neo liberal, donde por ejemplo, el currículo responde a las necesidades del mercado, se plantea la privatización como camino para la sostenibilidad educativa y la competitividad y tecnificación como aspectos de la formación de  los jóvenes para estar al servicio de las empresas.

 

Pero este modelo neo liberal, está generando un alto índice de pobreza, expulsión y muerte de campesinos, indígenas y pobladores urbanos de barrios ribereños al Paraguay y Paraná por el avance de la sojización y la especulación inmobiliaria y endeudamiento de varias generaciones de paraguayos y paraguayas.

Nos toca debatir entonces, si queremos una educación al servicio del mercado y por lo tanto del sector empresarial o planteamos una educación que contribuya al desarrollo del buen vivir de las personas, que contemple, respete, valore e incorpore las culturas vivas de los diversos pueblos y sectores, que permita crear y re crear tecnologías para la agricultura familiar y de renta de carácter sustentable, que apunte a la construcción de hábitat integrales y saludables y al pleno desarrollo de los valores humanos.

Finalmente, aunque queda mucho por profundizar en cada eje y en otros que surjan, se evidencia que una cuestión urgente es el debate ideológico que subyace en el planteo del sistema educativo, de manera a generar conciencia sobre el mismo y construir un pensamiento alternativo que pueda instalar en la batalla ideológica, cuál es el eje de la disputa.

 

Ya no se valen llevar adelante acciones espontaneístas, meramente reformistas o planteamientos a medias, es fundamental asumir posicionamientos claros, firmes, radicales y basados en la comprensión de:

·         las relaciones de poder existente y de los planteos retóricos de “sociedad democrática” que esconden la dominación neo colonialista del sector empresarial que se fortalece cada vez más.