La Revista 1


Una manifestación de secundarios en setiembre del año pasado, confluyó con otra similar, protagonizada por estudiantes de la Universidad Nacional de Asunción, luego del “escándalo de corrupción” publicado por un medio de prensa de amplia difusión a nivel local (Nacional) , tras una profunda investigación hecha sobre los casos deshonrosos, viles y de mala fe cometidos por altos funcionarios del Gobierno universitario, que fracturaron los pilares de la institucionalidad violando normas de todo tipo y perjudicando grandemente a todos los estamentos involucrados en la existencia de la más “Alta Casa de Estudios”  de nuestro país (la Universidad Nacional de Asunción).

La secuencia de acontecimientos es una demostración de que la conciencia colectiva, organizada, disciplinada y enfocada en objetivos definidos, no solo puede realizarse, sino también ampliarse. Las miles de almas de estudiantes (y no estudiantes) que no sólo lo vivieron expectantes, sino que fueron protagonistas de este gran suceso, pueden confirmarlo.

Cronología de acontecimientos

El miércoles 16 de setiembre del año pasado (2015) los estudiantes secundarios, ejemplarmente organizados, convocan a una manifestación para el día jueves 17.

Para el mismo día 17, los alumnos de la Facultad de Filosofía realizan similar convocatoria, marcha que llegaría hasta frente al Congreso Nacional, en consonancia con la situación coyuntural. 

También ese día, se programa en la Facultad de Ciencia Agrarias una caravana que marcharía hasta las inmediaciones del Rectorado.

 

Para el día 18 de setiembre, miles estudiantes y miembros de otras varias dependencias de la Facultad de Economía se adherían a los reclamos.

Comenzaban a soplar los aires de la primavera universitaria en el Paraguay, las primeras generaciones que crecimos sin el miedo a la tortura, “sin censura” a las medida de expresión, sin el terror al fascismo Stronista, comenzábamos a levantar más, que simplemente nuestras voces…

El día lunes 21 de setiembre comenzaba la acampada frente al rectorado, como hormigas iban  llegando los estudiantes con sus carpas, colchones, cierta intriga mezclada con entusiasmo se sentía en el ambiente.

En la fresca mañana del 22 de setiembre del 2015, comenzaba la histórica manifestación estudiantil que provocaría el comienzo de la caída del sistema corrupto y putrefacto, que hizo de nuestra educación una mercancía, que nos sacó (como pueblo) el derecho a una educación igualitaria y de calidad y nos redujo a simples clientes, sumiéndonos en la mediocridad. 

El rectorado fue sitiado por los estudiantes de casi todas las carreras, unidos en una enorme cadena humana que abrazaba con fuerza el sueño de un presente y un futuro mejor.

El Consejo Superior Universitario (CSU) sesionaba en medio de la masa eufórica que escrachaba a los nefastos personajes del momento. 

Desde el inicio como principal medida de presión se expresaba la siguiente consigna: 

“Nadie Entra, Nadie Sale,hasta que se dé una respuesta favorable”

Pronto, la manifestación se hizo masiva, luego de consensuarse la permanencia en el Campus Universitario se sumaron estudiantes provenientes del interior del país y de la capital, comenzaron a llegar todo tipo de donaciones (agua, alimentos, abrigos, frazadas, y entre otras cosas, los comunicados y pronunciamientos de apoyo y solidaridad de diversos grupos y actores de la sociedad nacional e internacional). Se conformaron rápidamente equipos para gestionar la logística, organizar la limpieza y estructurar todo un sistema de seguridad, también se colocaron puestos de salud. El campus universitario estaba entonces dominado efectivamente por los estudiantes, teníamos la convicción de que nuestras reivindicaciones eran realmente justas y no estábamos dispuestos a dar   “NI UN PASO ATRÁS”.

La Facultad de Química fue la primera en llamar a paro estudiantil. Ante las denuncias públicas y el pedido de renuncia de las autoridades,   el día 24, “el mandamás” de la Facultad de Derecho pone su cargo a disposición, con la condición de que renuncien también los demás 12 decanos, pedido que calificamos de ridículo, absurdo, patético e infantil, y además algo presumido de parte de este miembro de la Corte Suprema de Justicia, justo cuando saltaban a la luz que la Facultad de Derecho gastaba 50.000 dólares anuales en flores y café. El centro de estudiantes de Derecho no llamó a paro estudiantil a excepción de la mayoría de las facultades, sin embargo tuvo una facción importante de estudiantes organizados bajo el lema “Derecho UNA Cambia”, con una activa participación en todo el proceso y que luego se constituyó en una fuerza política con gran representación en su casa de estudios.

Entre el 26 y 27 de setiembre, se dan en simultáneo manifestaciones en Caazapá, Itapúa, Ciudad del Este, Boquerón, entre otras sedes. El 28 de setiembre la fiscalía interviene la facultad de Derecho.

Los alumnos de la Escuela de Ciencias Sociales y Políticas permanecieron en la calle varios días, se les negó el acceso a su casa de estudios, pero durante la intervención de la fiscalía para el lacrado de las oficinas, los estudiantes tomaron el edificio.  

El 29 se llevó a cabo el lacrado de las dependencias de la facultad de Filosofía, con estricto control de los estudiantes.

El 25 de setiembre se emite ORDEN DE CAPTURA contra  Froilán Peralta y 12 funcionarios más yel día 30 Froilán Peralta es enviado al penal Tacumbú, evento que cristalizó el poder de la lucha y que dio pie a la expansión de las movilizaciones hasta cada una de las unidades académicas.

Como por efecto dominó, las renuncias no se hicieron esperar y el día 31 renunció el decano de Ciencias Agrarias Lorenzo Meza y así sucesivamente otros decanos. La secuencia de los sucesos será publicada de manera fragmentada en las siguientes ediciones de nuestra revista. 

El surgimiento de nuestra revista

      La primavera estudiantilse constituyó entonces en un punto de partida hacia una nueva forma de pensar de los estudiantes,como forjadores de su propio destino. También, consolidó el rol protagónico del universitario, en constante diálogo consigo mismo, con las autoridades y con los compañeros de clases que trascendiendo las paredes han pasado a convertirse en “compañeros de causa”, y pronto florecieron los primeros laureles.

La organización estudiantil se fortaleció en las diferentes facultades, se crearon nuevos espacios de intercambio intra e interestamentales, que convocó especialmente a docentes y estudiantes, pero también a egresados y funcionarios.

Las denuncias contra las prácticas despóticas de las autoridades de la Universidad Nacional de Asunción en la administración de los recursos y en la política de la educación superior pronto se tornaron en un repudio generalizado contra la estructura putrefacta que gobernaba nuestras facultades, así pues, la indignación fue extendiéndose a las diferentes casas de estudios.

En respuesta al reclamo inquebrantable de la comunidad universitaria, se tuvieron que intervenir inevitablemente cada una de las unidades académicas de la UNA. La fiscalía realizó su tarea con el vigilante acompañamiento de los alumnos y muchas de las investigaciones resultaron en imputaciones y graves sanciones penales para contra los decanos y funcionarios. 

El primer y más emblemático caso fue el apresamiento y encarcelamiento del rector de la universidad, Froilán Peralta.

Se organizaron asambleas periódicas en todas las facultades de la capital y del interior del país.Se realizaron acciones conjuntas entre universitarios de diversas carreras de la UNA y con estudiantes de la educación secundaria.

Las movilizaciones tuvieron gran repercusión tanto a nivel nacional como internacional, se ganó adherencia de importantes actores sociales, individualidades e instituciones representativas de nuestro país. La difusión de los aconteceres de la lucha universitaria en su primera fase trasversalizó todas las emisiones informativas televisivas, radiales e impresas de los medios de comunicación nacional.

Se crearon canales de difusión promovidos por los estudiantes, se realizaron innumerables eventos, conferencias, charlas, equipos de trabajo, aulas libres o aulas abiertas, foros y otras actividades enfocadas a cristalizar el concepto de la Reforma Universitaria que deseamos construir.

Transcurrieron pocos y fugaces meses pero sucedieron inconmensurables e históricos eventos que han sido imposible de contenerlos en su totalidad. Sin embargo, serán estos los cimientos de un comprometido combate por una Reforma real de la UNA, por eso queremos revivir cada una de las experiencias de esta lucha, sirviendo esta revista de nexo entre el recuerdo y la esperanza, pues creemos firmemente que de las palabras puede brotar la chispa que encienda una Revolución Universitaria.

Por eso somos la chispa, y queremos construirnos contigo.

     Luego de la toma iniciada por los compañeros del Colegio Nacional República Argentina, varios alumnos del Col. Nacional Vicepresidente Sánchez comenzamos a intercambiar opiniones por medio del WhatsApp, los comentarios iniciaron con chistes y bromas y terminaron en un serio desafío asumido por 12 personas.

Entendimos que ese era el momento de hacer visible las terribles condiciones en que se encontraba nuestro colegio apeligrando nuestra educación y nuestras vidas. Desde un primer momento nos encargamos de compartir con los compañeros nuestras propuestas concretas y reivindicaciones ante el Ministerio de Educación y las demás autoridades, y muchos se fueron sumando al enterarse de lo que estábamos haciendo y consideraron que nuestras demandas eran justas y que eran cosas que sí les iba a servir, cosas que necesitábamos y entendieron que nuestra acción valía la pena.Todos los compañeros y compañeras que se sumaron a la toma del colegio fueron estudiantes independientes, que no pertenecían a movimientos ni al centro de estudiantes, pero que terminaron muy interesados en el tema.

Tomamos el colegio un lunes por la noche, y tuvimos que enfrentarnos a varios conflictos, pero los superamos y permanecimos firmeshasta eljueves por la tarde, en total cuatro días. La gente enseguida se solidarizó con nosotros, una señora donó dinero, de este dinero compramos la lima para romper las cadenas del portón, también compramos candados para mantenernos seguros.

Una vez dentro, la situación se hizo más difícil, pasamos noches con mucho frío, no teníamos colchones ni frazadas para todos, y tuvimos que dormir en el piso, mucha gente terminó enferma por causa de esto, pero nos quedamos allí, porque teníamos que estar.Los padres nos traían el desayuno, unos exalumnos traían cosas del súper, también pasamos días sin almorzar o sin cenar, pero siempre se podía aguantar, y al final siempre había alguien que nos daba algo.

Nuestro primer pedido al MEC fue la reconstrucción de nuestro colegio, que se estaba cayendo a pedazos y la reubicación temporal de los alumnos en otro edificio para evitar la pérdida de clases. Además nos sumamos al pedido general de la destinación del 7 % del presupuesto nacional a nuestra educación.

En esta experiencia nos integramos más entre compañeros, aprendimos que si perseveramos ganamos, aprendimos a no retroceder cuando alguien te dice que no, aprendimos a perseverar y seguir a pesar de las negativas de las autoridades, hasta conseguir los objetivos. La toma del colegio no fue todo muy lindo, pero sacamos todo lo bueno como siempre lo hacemos los jóvenes y nos quedamos con varias cosas lindas.

     Ahora que ya han comenzado las obras de reconstrucción del colegio, yo solo miro lo que pasa y ahí me doy cuenta de todo lo que ganamos a partir de la toma, en menos de 1 mes se dieron respuestas a problemas que llevamos sufriendo hace más de 10 años.

Queremos agradecer a los bomberos voluntarios que voluntariamente pasaron a ver nuestro colegio e hicieron una declaración de emergencia diciendo que si alguna parte de la construcción se llegara a derrumbar, por efecto dominó todo quedaría reducido a escombros, y en el peor de los casos sobre nosotros, así fue como convencimos por fin a las autoridades y el colegio quedó clausurado totalmente ya con la aprobación del MEC. Sin embargo, sabemos que si no fuera por nosotros nada de esto hubiera sido posible.

LUCHA NACIONAL DE ESTUDIANTES SECUNDARIOS

''Toma del Colegio Vicepresidente Sánchez''

ENSAYOS

La U.N.A (Universidad Nacional de Asunción) es una gran dinámica de alguna materia difícil, que nos parece imposible de pasar, esto es solo para quienes gustan tener pensamiento crítico y conciencia propia.

 

La Universidad Nacional tiene la particularidad de dar clases magistrales en los pasillos, en la cantina, en una ronda de terere entre compañerxs y no en las aulas.

 

Siempre nuestra casa de estudio fue un nido de corruptos y el estudiantado siempre fue y es víctima de una educación desfasada y mercantilista.

 

La realidad actual es que estamos en crisis, en crisis de no saber cuál es la prioridad, si la calidad educativa o el acceso libre y gratuito a la educación, si bien van de la mano, la política nacional nos golpea, con sus oídos sordos oacciones de burla.

 

Luego de la primavera estudiantil hubo un despertar de conciencia, pero también todxs quedamos un poco desmoralizados, típica estrategia psicológica del sistema, ganamos pero perdimos.

 

La estructura sigue intacta pero logramos derrocar a los principales actores de esta, logramos entender la dinámica, que es injusta y desigual, donde no importa nuestro bienestar como estudiantes y sí el bienestar de unxs cuantxs.

 

"Si el presente es de lucha, el futuro es nuestro" nos decía un gran compañero de lucha tiempo atrás, pero hoy su frase vibra hondo más que nunca.

 

Están equivocados si creen que todas las cartas están jugadas, él y el estudiante son como las hormigas, silenciosas pero trabajadoras, hoy nos pueden negar la educación que merecemos pero no lo harán con nuestrxs hermanos veniderxs.

 

Naty, Naty

LA PRIMAVERA ESTUDIANTIL

     Somos nosotros, los sujetos de la Primavera Estudiantil, con nuestras convicciones inalterables, los que encendemos la esperanza de una nueva universidad, al despertar la conciencia de que sí es posible. Resistimos con alma y cuerpo, seguros de que nuestras palabras no quedarán en el vacío ni nuestra lucha en el olvido.

 

Somos testigos de la desidia que nos deshonra, porque han teñido las aulas de indiferencia, de negligencia y repugnante tiranía. Decimos la verdad por eso no tenemos miedo, ni a represalias ni a estigmas, sino que la arrebatamos para defenderla hasta las últimas consecuencias.

 

Somos nosotros, los estudiantes, los que avanzamos en pie de guerra, porque la corrupción, la persecución y la injusticia en nuestras facultades se han vuelto insoportables, porque la sed de un cambio real nos impacienta, porque el compromiso y la fe que han apostado en nuestras manos nos desafían.

Queridos compatriotas, la universidad no es una empresa, es el vientre de donde nace la ciencia que da a nuestro país sus médicos, psicólogos, economistas, sociólogos, arquitectos, periodistas y políticos, etc., entendemos entonces que el presente que vivimos es la indivisible manifestación de la educación que la alimenta.

 

Por esta misma razón, cansados de que ella se haya convertido en un idéntico reflejo de la putrefacta politiquería que sojuzga a nuestra sociedad, nos hemos vestido de coraje para luchar por ella.

 

Hoy más que nunca necesitamos abrazar el conocimiento como nuestro mayor acto de rebeldía, porque la ignorancia ha sostenido subordinado a todo un pueblo bajo mezquinos intereses.

 

El pensamiento científico debe estar combinado con la práctica política, por eso no vemos otro camino más que la organización de un poder estudiantil, que lleve a cabo la verdadera reforma del sistema educativo que tanto nos afrenta.

Repudiamos la injerencia política de oportunistas y ladrones y denunciamos el carácter clientelista y prebendario que maneja la universidad a su antojo. Denunciamos la corrupción y el nepotismo reinante en la selección de funcionarios y docentes, y en las prácticas de los altos mandos donde el único fin es el enriquecimiento ilícito, así también la persecución a docentes y alumnos, y un sin número de irregularidades en la administración y política de la UNA.

 

Al observar que 95% de los jóvenes en edad de estudiar no conoce la universidad y que el 5% que sí tiene acceso se encuentra con que la educación superior no responde a las necesidades reales del Paraguay sino a los caprichos de lucro de unos cuantos, no vemos en la obligación de rebelarnos.

 

Basta de arbitrariedad de las autoridades que dificultan y obstruyen los procesos académicos, basta de burocracias institucionales que priman sobre el derecho de desarrollo pleno de las personas, basta de teorías obsoletas que solo sirven para la perpetuación de la mediocridad y que no son útiles. Basta de prácticas academicistas y profesionalistas donde no se tiene en cuenta al campesino ni al indígena y que menosprecia la diversidad cultural, basta de altos costos de las matrículas y aranceles y materiales de estudios que hacen inaccesible la educación, basta de malversación de fondos destinados a la educación, basta a mucho más.

 

Aunque la UNA goza de una supuesta autonomía universitaria, el reflejo de los intereses reales de su política no ha sido de libertades ni de justicia, sino que se han forjado en ella nuevas formas de opresión y degradación de la dignidad de los estudiantes, docentes y funcionarios.

 

Nuestro proyecto revolucionario no debería perder tiempo ni energía en negociaciones superficiales como se pretende, sino en organizar el gobierno del estudiantado, porque somos nosotros quienes a través de nuestra intervención, a través de nuestra propuesta, nuestra conducción y nuestra práctica, los que construiremos el saneamiento real de la UNA.

 

Llamamos a todos los estudiantes universitarios y secundarios, a los docentes y egresados, a los trabajadores, a toda la ciudadanía que se sienta en sintonía con esta propuesta, a sumarse a las acciones para fortalecer la unidad en esta lucha, pues creemos profundamente que es la única manera de cambiar de raíz las condiciones de la educación pública en el Paraguay que dará a luz la sociedad que todos soñamos, de ciencia, de cultura, diversa, más justa y equitativa. Sepamos, que si dejamos de luchar por ella, entonces dejamos de construirla.

Por Verónica Barreto

 

Estudiante de Psicología y Ciencias Sociales

VOZ DOCENTE

Apuntes sobre Biopolítica del Estado. El poder del Estado y sus estrategias frente al campesinado.Por Víctor Genes, Politólogo-Investigador y Prof. Universitario

Para comprender el poder del Estado se debe de considerar primeramente el planteamiento de Michel Foucault sobre el panoptismo, donde se plantea la vigilancia desde  la torre de una cárcel al carcelero donde es visto, pero él no ve; objeto de una información, jamás sujeto en una comunicación (Foucault, 1976). Siguiendo esta dinámica del panóptico se podría decir que el estado paraguayo ve al campesino y lo cosifica, hace del mismo un objeto y no un ser humano, convirtiéndolo en una cosa que controlar, tal es el caso de las Ligas Agrarias Cristianas, y de otras organizaciones campesinas donde los campesinos debían de ser controlados por los agentes invisibles del régimen, es decir por medio de personas de las comunidades, vecinos quienes compartían la cotidianeidad de la población de la zona, los mismos no podían ser vistos claramente por los dirigentes campesinos, en algunos casos eran identificados y denominados “pyrague” es decir informantes del gobierno. Pero este sistema de control del Estado no solo era aplicado a los dirigentes campesinos, sino que, también a sus hijos por medio de las escuelas, convirtiéndose en un dispositivo que servía para la domesticación de los niños, que no era pertinente con la realidad campesina y no promovía la dignidad de la persona humana, si no que convertía a sus participantes en abyectos del dictador (Espínola, 2014).

Continuando y habiendo hecho mención del panóptico, es oportuno preguntar ¿dónde está el poder? y la respuesta es, “El poder está en la razón”, al ser así, el poder es la razón que ve, que controla, la razón que domina, es decir el poder del estado, ve, controla y domina al campesino, al imponer su verdad, disponiendo de los medios de comunicación de direccionamiento de la opinión pública, permitiendo moldear la conciencia de los sujetos de la sociedad paraguaya y partir de allí generar frente a la opinión publican un estereotipo de campesino, que no ajustando al modelo productivo dominante, se lo presenta como una expresión del atraso, de haraganería, ejerciendo así control del mismo, pero el elemento más intenso dentro de la estereotipación del campesino es la vinculación con los grupos autodenominados guerrilleros, el EPP (Ejército del Pueblo Paraguayo) y el reciente creado ACA (Asociación Campesina Armada). A partir de la misma se agudiza la criminalización y control por el poder del estado hacia los campesinos, es decir el poder impuesto por la razón del estado, la verdad impuesta por el Estado a la mayoría de la población paraguaya.

La relación de poder “poder del Estado”, que se establece con el campesino “confinado, convertido en objeto”, claramente es una relación de exclusión social.

Bibliografia

•                    ESPINOLA, Julio (2014) capítulo III del Libro “Paraguay desde la perspectiva de Michel Foucault. Arandura Editorial. Asunción, Paraguay.

•                    Foucault, Michel (1976) “Vigilar y Castigar- nacimiento de la prisión”. Siglo XXI

 

PARTICIPACIÓN GREMIAL

Este es un espacio dedicado a fomentar la participación directa de los agremiados  en la cuestión  estudiantil. Estamos convencidos de que la expresión libre y responsable contribuye a la formación de un pensamiento crítico y que la práctica de formas democráticas de generación y trasmisión de la información nos ayudará a construir una comunidad estudiantil cohesionada.

 

POR LA UNIDAD ESTUDIANTIL

 

Este segmento tiene como finalidad promover la unidad entre estudiantes de distintas unidades académicas mediante la difusión de información sobre la situación particular y problemas que se enfrenta, la lucha que llevan los compañeros y compañeras en otros espacios que conforman la Universidad Nacional de Asunción y otras Universidades Nacionales, así también incluir aportes que provengan de la idiosincrasia de compañeros de universidades privadas. La intención es aportar en la medida que sea posible, al interrelacionamiento estudiantil en general para que a su vez pueda generarse espacios de organización que guíen acciones  conjuntas quesean efectivas para la prosecución de los objetivos comunes.

La lucha por una Facultad de Ciencias Sociales (FACSO), ha sido uno de los pilares principales de la lucha de los estudiantes organizados, no por un simple capricho sino porque entendemos que la existencia de un lugar de promoción de pensamiento crítico,que combine la producción científica y la acción social, son indispensables para la formación integral de profesionales de las ciencias sociales, creemos que solo así podría existir una contribución real y efectiva para dar solución a los graves conflictos que aquejan a nuestro país. Pero más que todo, las personas víctimas de las injusticias y las desigualdades, de la ignorancia, de la discriminación y violencia estatal, los desplazados y los oprimidos, ellos son los que tácitamente reclaman UNA FACSO.

 

La FACSO es pues, una deuda histórica con el pueblo que debe ser saldada inmediatamente y de no ser así pagaremos las consecuencias como nación de habernos entregado a la mediocridad.

En las siguientes publicaciones  profundizaremos el proceso cronológico de lo que fue la explosión“UNA no te Calles” y su consecuente expresión en la escuela de sociología y ciencias políticas, manifestado como: “La Escuela no se calla”, complementada con testimonios de protagonistas, anécdotas y documentos del periodo de estallido de la reforma universitaria, y sobre todo denunciar cómo Justamente aquellas unidades académicas más entusiastas en el estallido de “UNA note Calles” hoy son lugares de recrudecimiento del sistema anterior, expresado en amedrentamientos y represalias contra estudiantes y docentes organizados, como en el caso de la facultad de filosofía UNA, encabezada por el impresentable decano Ricardo Pavetti.

 

En el caso de la escuela de ciencias sociales se debe a la pésima gestión de sus autoridades apoyados por funcionarios inmiscuidos en el estamento estudiantil ocupando cargos de representación del gremio y la falta de cumplimiento a los compromisos asumidoscomo parte del acuerdo para el levantamiento de medidas de presión realizada por los estudiantes, (principalmente la toma de la escuela).

La perspectiva de relacionamiento de los estudiantes con la escuela de ciencias sociales y políticas es de tipo paternalista-clientelar. No promueve la participación pluralista, ni por vía institucional, ni mucho menos a  través del centro de estudiantes actual.

EXTENSIÓN UNIVERSITARIA Y  ACCIÓN SOCIAL

En LA CHISPA apostamos a un relacionamiento más real con la sociedad, un contacto más humano con nuestra comunidad.

 

Creemos firmemente en que las extensiones universitarias (al menos para las carreas de ciencias sociales y políticas) deben salir de las frías y monótonas charlas intelectualoides y convertirse en  uno de los pilares de la realización de los fines de la universidad. Por eso creamos  este espacio, dedicado a recepcionar sugerencias de proyectos de extensión universitaria así como propuestas de  actividades de investigación, trabajo de campo y de servicio a la sociedad que nos acerque a ese conocimiento objetivo y  tangible de las necesidades o condiciones reales de nuestro principal objeto de estudio (la sociedad).

 

Por sobre todo deseamos retribuir a la gente, de alguna forma,el privilegio de estudiar y formarnos en la universidad, asumiendo que nada tiene un valor real si no es para beneficio de la comunidad.

EL GRAN FRAUDE

La evaluación docente, uno de los pilares de la Reforma Universitaria está cada vez más lejos de ser una realidad y esto se pone en evidencia cuando recordamos y mencionamos el concurso mega truchococinado entre el director interino Hugo Duarte y miembros del CESP-UNA presidida por el funcionario de la Facultad de Derecho Mario Javier Fernández Moreno, este último es alumno de la escuela,y además fue autodesignado como presidente del Centro de Estudiantes al cual no reconocemos como tal por cuanto se ha instituido por procedimientos irregulares, absurdos e ilegítimos. Una de las beneficiadas más polémicas del concurso docente fue nada más y nada menos quela suegra de Mario Fernández.

La memoria parece jugarnos una mala pasada y la amnesia es una constante entre quienes participamos de todo ese gran proceso, que si bien continua y se propone seguir trabajando en prosecución de la Reforma Universitaria, es necesario admitir que la lucha ha sufrido retrocesos.

Ante esta impronta de la historia, surge la iniciativa de poner la información al alcance del estudiantado, de abrir espacios para la construcción de consenso, o esclarecer a partir del disenso las ideas sobre cuestiones actuales de la realidad estudiantil y generar así mismo los espacios de presión social que históricamente han ayudado a las masas a lograr sus cometidos y han sido una herramienta fundamental para la reivindicación de sus derechos.

Debemos tomar nuevamente la responsabilidad que el momento histórico nos asigna, instalar las contradicciones del sistema educativo universitario (y también de otros niveles como el secundario, reclamar aquello que se nos ha negado a nosotros y al pueblo paraguayo) para así reencausar nuestros pasos para organizarnos en función a un cambio estructural, retomando la actitud combativa en contra de las injusticias y arbitrariedades que han caracterizado al sector estudiantil en los últimos tiempos.

LA ESCUELA

Tristemente, los avances que se dieron en los primeros momentos después de iniciado el proceso de Reforma en la Escuela de Ciencias sociales se fueron truncando con la irresponsabilidad de las autoridades que fueron puestas en su momento. Estas designaciones arbitrarias de parte del Consejo Universitario de la Facultad de Derecho, manejada al antojo del Decano Antonio Fretes, allanaron el camino para que el actual Director Interino de La escuela, Hugo Duarte, convierta a la misma en un Club Social donde los amigos son los beneficiarios de los cargos y de concursos amañados, con la complicidad del Centro de Estudiantes de la Escuela de sociología y politología, y de aquellos allegados a la “rosca” incluyendo a alumnos que obtienen toda clase de favores de tipo clientelar de las actuales autoridades de la Facultad de Derecho, quienes se empecinan en mantener funcionando la Facultad y la Escuela en una dinámicaen la que sus intereses estén por siempre protegidos en detrimento de los nuestros, es decir, como “toda una Seccional”.

Si estamos mintiendo, que alguien nos explique: ¿Por qué un miembro del comité de disciplina del centro andaba ofreciendo matriculas gratis (callado no más!... esa fueron sus palabras textuales) a compañeros que hoy atestiguan para nuestra revista?. Esto responde directamente a que la única estrategia política de esta gente es la corrupción y la prebenda.

¿Por qué el actual presidente trucho del Centro fue trasladado dos semanas antes de las elecciones (que fue suspendida  por consenso por la coyuntura nacional, ero que éstos aún así lo realizaron sin participación representativa) a la sede de derecho después de haber figurado siempre en la nómina de funcionarios de esa dependencia (con sede en Trinidad) pero haber estado todo el tiempo operando en la Escuela?, Simplemente porque era demasiado evidente que su condición era irregular y necesitaba lavarse el rostro para aparecer frente a los nuevos ingresantes como si nada hubiera pasado.

¿Por qué se llamaron al silencio ante las múltiples irregularidades que se dieron a nivel institucional con el llamado a concurso que cocinó Hugo Duarte?, Porque están en complicidad los vestigios del Froilanismo y con la horda dirigida por Fretes más los títeres que tenemos como autoridades de la Escuela.

Ahora para el segundo semestre de este año, las cosas empeoran y se viene una campaña de captación de cargos donde los beneficiados son los mismos mediocres que mantuvieron tan deteriorada la producción de ciencia en nuestras casas de estudio.

La ineptitud del Director Interino se pone en evidencia al no cumplir ni siquiera la mitad de los puntos acordados en la carta de compromiso por él firmada como condicionamiento de los estudiantes para el levantamiento de la toma de la escuela en el marco del“UNA no te calles”

Al llamar a concurso de forma irregular, Hugo Duarte quebrantó todo tipo de normas y reglamentos institucionales, incurriendo inclusive en la usurpación de funciones que no le son atribuidas, sin embargo con la total complacencia de Antonio Fretes y de todo el Consejo Universitario de la Facultad de Derecho y el respaldo del Centro de Estudiantes. Al exponérsele todos los artículos que había quebrantado en su proceder de mala fe, ante la interpelación hecha por un agente de LA CHISPA, el desfachatado Directorrespondió:

…”y denúnciame a ver qué pasa”

 

 

Aquellos directivos que fueron destituidos de la Escuela de Ciencias Sociales: Arnaldo Levera y Rodrigo Lezcano, uno por fantasma y el otro por encubridor, en vez de estar presos fueron puestos en cargos importantes en la Facultad de Derecho. Ciertamente ya no se puede confiar en la Institucionalidad que estos mismos que deberán protegerla se encargan de destruir. Definitivamente la única forma de que podamos avizorar un futuro mejor para las Ciencias Sociales depende de que salgamos cuanto antes del pesado yugo de corrupción que nos imponen.